De lo Natural a lo Natural



Expectativa & Realidad

¡CULPABLE! 🤦‍♀️🤷‍♀️Sí, así me declaro. Culpable de soñar y pretender un dormitorio hermoso muy montessorizado, donde se respira autonomía, calma y juego libre organizado. Pero mi realidad es que tenemos dos hijos, de 2 y 3 años, y que el desorden reina el 90% del tiempo; que el mayor tiene una cama hermosa (Aiko) que aún solo sirve para jugar, que hace un mes solito manifestó las ganas de dormir en su cama, y solo nos duró unos días porque Henry no aguantó el cansancio de tener que pasarse a mitad de la noche cada día a volver a hacerlo dormir porque aún no duerme de corrido. 🤷‍♀️🤦‍♀️ Porque no todo es tan bonito como se ve en las RR.SS., la realidad es que al igual...

Leer más



El regalo prometido

Este es mi segundo Día del niño siendo madre, mi hijo mayor en septiembre cumple 2 años y recién se está interesando por otros dibujos animados que no sean del bendito Baby TV. Y digo "bendito", porque ¡qué maravilla que no esté contaminado con publicidad! Ya hace unos meses Masha y el Oso lo conquistaron y es la excepción a la regla...hasta ahora. Como es mi primer hijo, yo no tenía idea de canales para niños, y ahora que vemos un poco el Boomerang por la pequeña rusa me aterro de ver tanta publicidad y marketing dirigido completamente a él. Mi hijo no entiende aún, pero va a entender, va a querer y va a pedir. Se acabará nuestra burbuja...

Leer más



El salto a la autonomía

Las herramientas de estadísticas de Facebook me permiten conocer más o menos bien quiénes son ustedes, amigos de Muebles DLeyda…no se asusten, que no voy a llegar a su casa a almorzar. Pero en grandes rasgos sé que, en su mayoría, están entre los 25 y los 35, que son muchas más mujeres que hombres y lo que es más importante, compartimos un tipo de crianza: la crianza respetuosa. No voy a hablar de crianza respetuosa, para eso está plagada la web…y tampoco vengo a inventar la rueda, pero quiero referirme a uno de los eslabones de la crianza respetuosa: la autonomía, y cómo estamos dando el gran salto. No, no nosotros DLeyda, nosotros, padres (lo siento, no me gusta eso de “mapadres”). Quien...

Leer más



Leyda...o La ida

Cuando nos vinimos a vivir a Leyda, en diciembre de 2014, nada sabíamos de este lugar ni su historia, simplemente era el lugar "cerca de todo" que habíamos elegido para tener y criar a nuestros hijos. Nuestro origen como pareja está en Santiago, y en la meca de la ciudad, Santiago Centro. Y cuando la decisión de migrar ya está tomada, fue solo el destino que nos trajo para acá. Sin embargo, Leyda es un lugar con historia. En el antiguo ferrocarril que unía Santiago con San Antonio, Leyda fue una importante estación de trenes (consumida por las llamas en un incendio forestal en 1984), y su nombre se origina justamente en este recorrido: el camino de ida a Santiago,...

Leer más