Sí, a mi también se me cayó el niño de la cama o la importancia de las camas bajas


Suena fuerte cuando leo ese encabezado, pero el otro día leía que existen dos grupos: los niños que se cayeron de la cama y los que se van a caer. Nosotros colechamos, y ya alguna vez comenté que tenemos un dormitorio campamento, donde juntamos dos camas que suman 3 plazas. Somos 4, y los 2 adultos dormimos en los extremos….lo sé, cero cucharita, cero calentada de patitas, pero vamos, que ahí es donde la cosa se pone entretenida, en las sorpresas..¡pero eso es harina de otro costal. (ya, sí, igual echo de menos el colecho con mi marido, los dos solitos…..o sea, igual harto...caleeeetaaaaa 😭)

Let’s focus

Los enanos tienen un dormitorio que hoy solo es sala de juegos, aún no diseñamos la cama del más chico que deberá ser tipo litera, y Gael que tiene 3a8m en el verano estuvo muy entusiasmado con dormir solo, pero fue un fracaso rotundo, y no fue por él, sino por nosotros, “los adultos”. Como seguramente lo han experimentado o lo están experimentando, los niños hasta los 4 años más o menos no duermen de corrido, tienen despertares durante la noche, uno, dos, cien mil 😒.

Y pasaba que justamente, a mitad de noche o a veces recién entrada la medianoche Gael se despertaba, y como yo aún aun estoy amamantando, pues le tocaba al papá. Y Henry simplemente se quedaba dormido y allá amanecía 💤 ….podremos dormir en los extremos de la cama, ¡pero no en dormitorios separados!  Así que hicimos unos enjuagues cerebrales a Gael y volvimos los 4 al punto de partida .


Así llegamos al invierno casi, donde ya entrado junio apenas hemos prendido el calefactor algunas veces, porque con cuatro seres respirantes aquí hay muuuuuucho “calor de hogar” jajajaja (Qué manera de ponerme latera, espero ser entretenida al menos si es que llegaste hasta acá 😬).

Hace una semana más o menos, me tocó trabajar en la noche…..¡más respeto, ni lo piense! Cuando me toca traducir siempre prefiero hacerlo en un desktop 💻, así que estaba en la oficina, que está al lado de nuestro dormitorio cuando sentí el golpe….xesumad 😱…..la criatura se cayó . ¿Por qué era importante que les contara todo lo que les conté? Claro, para que cacharan que estando el papá en el otro extremo de las 3 plazas, no lo alcanzó a pelotear y Oliver, de 2 años 2 meses terminó en el suelo. Si cuento esto en un tono de semichacota es porque, obvio, a mí crío no le pasó nada, de hecho más se asustó que golpeó, y no fue nada que la teta no pudiera calmar rápidamente.

La altura de la cama desde donde Oliver cayó es la de una cama de adulto no tan alta, 60 cm app, pero sé que hay camas donde incluso un adulto si se cayera tendría que andar explicando el moretón al día siguiente.

Para nosotros, para nuestra realidad, el colecho extendido y tan apatotado nos ha resultado bien, y la verdad si yo tuviera que hacer una recomendación les diría que colechen hasta donde más puedan, más allá del apego y el beneficio que eso conlleva para los críos, ¡vas a dormir mejor! Y me refiero en calidad y en cantidad. Pero si colechar por tanto tiempo no es una opción, busca la cama baja que más seguridad te dé. Sí, sé que bien podrías tirar el colchón al suelo, pero créeme que ahí sí que debes ser talibana de la limpieza. Y no quieres correr ese riesgo 🐜.

Las camas bajas llegaron por moda, puede ser, pero veamos el vaso medio lleno, es una moda que de verdad nos beneficia, pues se conjugan dos elementos que hoy ocupan un lugar preponderante: la seguridad (desde siempre fundamental) y la autonomía (más reciente como valor agregado).


Hoy no hay que buscar mucho para encontrar las más variopintas ofertas de camas bajas, camas Montessori, camas de encaje, camas de niños, camas, camas, camas. El bolsillo 💲 siempre tendrá un lugar importante a la hora de tomar la decisión, pero fíjate bien.

⚠ Si estás cotizando dos camas muy similares y la diferencia en el precio es considerable, cuestiónate.

⚠ Si estás comprando en el retail , considera la relación precio/calidad.

⚠ Si estás comprando a un emprendimiento o pequeña empresa, fíjate en los reviews, en sus RRSS, si tiene página web, en su catálogo, en sus procesos.

Si llegaste aquí de casualidad buscando justamente una cama baja, revisa nuestra oferta en la colección Vamos a dormir; si no es lo que buscas, espero que la lectura te haya servido para que tomes una decisión informada.

Para rematar te digo: Si tu hijo está en el grupo de los que se van a caer de la cama, ¡pues que lo haga de una cama baja! Y si es DLeyda, tantísimo mejor 👏👏👏.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados